lunes, 7 de mayo de 2012

¡Acabad ya con esta crisis!

La editorial Crítica acaba de publicar ¡Acabad ya con esta crisis!, de Paul Krugman, Premio Nobel de Economía. Entre otras cuestiones, Krugman aborda las causas de la actual crisis económica, los motivos que conducen a que sigamos sufriendo hoy sus consecuencias y la forma de salir de ella, recuperando los puestos de trabajo y los derechos sociales amenazados por los recortes.

“Naciones ricas en recursos, talento y conocimientos –los ingredientes necesarios para alcanzar la prosperidad y un nivel de vida decente para todos- se encuentran en un estado de intenso sufrimiento”. ¿Cómo llegamos a esta situación? Y, sobre todo ¿cómo podemos salir de ella? Estas son las cuestiones que plantea en el libro este influyente economista.

Para más información: http://blogs.elpais.com/letra-pequena/2012/05/astillas-de-primavera-2.html

6 comentarios:

Anónimo dijo...

No veas la caña que le dan los que nos metieron en esta crisis, es el demonio o el diablo para los liberales de pro. A mí me resulta ridículo que traten de extremista a Krugman, es más bien tirando a "conservador", pero menos mal que traducen y publican su obra, ante tanto matón neoliberal publicando es una especie de aire fresco.

Carmen Jiménez dijo...

A mí me parece un tío lúcido, cosa que no está mal en medio de tanta niebla...

Anónimo dijo...

Si les va Krugman, seguro que también J. Stiglitz, un poco más agresivo y más comprometido que Krugman.

Vicente dijo...

Lo que quiero decir Carmen es que antes que las diversas ideologías de los economistas está la estructura del sistema monetario y económico, y esa solo es una. Y ningún economista se puede considerar valiente si no habla de la creación de dinero bancario a través del sistema de reserva fraccionada, la viga maestra de un banco, que no es más que una enorme succionadora a través de la continua creación de dinero como deuda por una sencilla fórmula matemática, que multiplica los beneficios de un dinero que el banco no tiene, lo crea, es decir, lo crea el deudor con su firma.
El banco solo nos autoriza legalmente a ser una máquina de ”emisión” de moneda con patas.

Vicente dijo...

El concepto antiguo del interés como cargo por el riesgo que se corre prestando, está completamente travestido. Intereses, comisiones, etc son juegos de niños al lado de la creación de dinero bancario, que en última instancia supone inflación crónica, y deuda impagable, es decir esclavitud para las clases trabajadoras, que al ser las que necesitan vivir a crédito, retroalimentan a la bestia voraz, pues el dinero es deuda, y el dinero se crea endeudándose, quedando como única salida hacerlo más, pues se necesita más dinero, y el dinero, como decía, se crea como deuda. Un 60% del dinero es bancario, es decir creado por emisores de moneda con patas.

Vicente dijo...

“Los buenos deudores deben tener deudas” es una genial frase que define de manera brillante la economía. Los economistas todavía se asombran de este milagro de los panes y los peces, pero así es. Nuestra economía se sujeta en la demencia.
El sueño de vivir tumbado en una hamaca, en playas paradisíacas cocktail en mano, no es algo que se inventara en la anterior década, viene de muy lejos. Es normal que en una sociedad compleja, el engaño también lo sea. Y es normal, que el más refinado engaño, gire en torno al bien más codiciado, el dinero.
Recomiendo el documental “el dinero es deuda” Un beso Carmen.